Conducir moto: ¿qué nos pasa si usamos el celular? - Noticias AMV Argentina

Conducir moto: ¿qué nos pasa si usamos el celular?

Comentarios Consejos AMV, Noticias Motor

Compartido

* Atender el teléfono mientras manejamos afecta nuestros sentidos y sistema nervioso.

* Conducir moto mientras hablamos por teléfono móvil equivale a manejar ebrios o cansados.

* Los sistemas de conversación de “manos libres” nos distraen tanto como los celulares.

Imagen de la campaña de la Agencia Nacional de Seguridad Vial del Ministerio del Interior: "Si manejás, apagá el celular" (2008).

Pasados cinco minutos de conversación por celular al mando de un vehículo, aumenta un 400 por ciento el riesgo de sufrir un accidente. Conducir moto no escapa de esta estadística. La cantidad de información que añade una charla telefónica a la tarea de manejar nos impide atender el tránsito y reaccionar a tiempo.

La siniestralidad se multiplica por cuatro cuando conducimos y atendemos un teléfono móvil a la vez, especialmente si vamos en ruta y a más de 80 kilómetros por hora. El dato se desprende del manual de recursos para reflexionar sobre la salud en el tránsito, del Programa de Fortalecimiento de la Seguridad Vial, de los ministerios de Educación e Interior.

 

Distracciones peligrosas

Conversar por celular, cuando manejamos, compromete nuestros sentidos y sistema nervioso. Afecta nuestra atención, concentración, respuestas motoras y hasta el estado emocional. Después de unos minutos, llegamos a abstraernos de la propia actividad de conducir el vehículo.

A nivel mental, se produce un bloqueo: hay demasiados datos que procesar provenientes del teléfono y del entorno que transitamos. Se produce una “mezcla” de información que va precedida de la confusión y del error en el manejo. Los sistemas de conversación de “manos libres” son igual de responsables de estas “distracciones cognitivas”.

El 75 por ciento de los conductores que hablan por teléfono no alcanzan a percibir a los peatones y ciclistas. La atención a las señales de tránsito disminuye un 70 por ciento. Además, se diluye la noción de velocidad real que tiene el conductor mientras avanza por la calle o la ruta.

Conducir moto o cualquier otro vehículo mientras hablamos por celular equivale a manejar ebrios o cansados. Por ejemplo, explica el manual, si discamos un número telefónico conduciendo tardamos cinco segundos y avanzamos 150 metros. En ese lapso de tiempo, no somos conscientes de lo que estamos haciendo, tal como si estuviéramos borrachos o en un estado de somnolencia profundo.

Si bien para algunas personas parece imposible dejar su celular, el manejo de un vehículo nos exige toda nuestra atención para evitar convertirnos en un peligro en el camino. A la hora de conducir moto, lo mejor es desconectar de toda señal que nos impida desplazarnos con prudencia y seguridad.

 También podés leer:

Conducir moto: ¿qué nos pasa si tomamos alcohol?

Conducir moto: ¿qué nos pasa si viajamos cansados?

 

Compartido

4 Responses to Conducir moto: ¿qué nos pasa si usamos el celular?

  1. […] Que el celular espere a llegar Si vas en moto, no hables por teléfono ni utilices auriculares. ¡Toda la atención en el […]

  2. […] Conducir moto: ¿qué nos pasa si usamos el celular? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de motos y cuatriciclos

Sobre AMV

¿Tenés otra info o sugerencias?

Si querés informarnos alguna novedad, fechas de eventos, motoencuentros o salidas, podés hacerlo enviando la información a nuestro email marketing@amv.com.ar. ¡Gracias por tu colaboración!

Escribinos


Categorías moto

Enlaces

Suscribite al blog

Y recibí en tu email nuestros post más destacados.

Podés consultar nuestra política de privacidad